Diego Alexandro Muñoz

Hola Gaby y amigos de la lista

No te preocupes Gaby, a mí también me ha pasado miles de veces…

Ese tipo de egoísmo es algo normal en la personalidad humana: primero yo, segundo yo, tercero yo, etc. y la mayoría de veces el deseo de satisfacerse de cualquier forma y sin importar los medios.

Yo también fui «carnívoro» (mejor dicho «omnívoro») los primeros 18 años de mi vida (ahora me estoy acercando a los 22) y cuando comencé con el vegetarianismo, lo hice por cuestiones principalmente de salud (ahí se ve el egoísmo). Al cabo de un más o menos año de ser un vegetariano «egoísta» y «de a ratos» (pues durante ese tiempo no me aguantaba, por ejemplo, los deseos de algún sándwich con jamón) conocí a un escritor quien es defensor de animales y vegetariano. Él me enseñó que para ser un vegetariano que mereciera llevar ese nombre se debía tener una base moral, esto es, hacerlo por evitar el dolor, el sufrimiento y el asesinato injusto de animales, ya que de otra forma caería en el error de los antojos y de que «¡Aaaah! ¡eso si no! No puedo dejar de comer carne», «Mi deliciosa carnita no la dejo por nada del mundo» u otros baratos y patéticos argumentos (que yo también utilicé alguna vez).

Cuando yo le hablo a la gente, les digo que piensen en el dolor y el sufrimiento que sienten los pobres animales a los que se considera como «comida», nobles seres que respiran, se alimentan, protegen y educan a sus crías con esmero, tienen sangre roja, sienten el mismo DOLOR, tienen las mimas ansias de VIDA y el mismo miedo a la MUERTE… TODO COMO NOSOTROS… y sólo por el hecho de una costumbre, un gusto adquirido por el sabor de la carne.

Muchas personas escuchan y comprenden (hace unos días una vendedora de revistas con quien estaba hablando se volvió vegetariana), a otras simplemente les importa un comino que se haga sufrir a algún animal para que puedan tener su delicioso vicio todos los días. «¡Ah! Pero yo no tengo la culpa por que no lo veo matar» es uno de los mezquinos pretextos que dan… como si no fueran ellos los que contratan a los asesinos cuando pagan su carne en el supermercado o en la carnicería. Me imagino yo entonces que también les daría lo mismo que se mate a una persona con tal de conseguir sus intereses, por envidia o placer, con tal de que «no la vean matar».

Todo el concepto de comer carne esta basado en la hipocresía. La gente usa algunos animales como mascotas y los trata de una manera especial. Otros animales son vistos como pestes o como alimento por lo que no les otorgan el cuidado y protección que sus mascotas reciben. Vale la pena recordar que si en muchos países tratáramos a nuestras mascotas como se hace con los animales de granja, tendríamos un proceso judicial. Obviamente esto último no ocurre en países como Filipinas, China y Perú, en donde los perros y gatos son simplemente otro «animal para comer».

«He comenzado a cuestionarme porqué mimamos a algunos animales y clavamos un tenedor en otros». -Henry Spira.

Si estas personas pensaran en los demás animales como en sus mascotas, sería muy difícil despedazarlos y echarlos en una olla a cocinar; sacarle los ojitos al perro de la casa para hacer una sopa sería imposible, pero a la vaca si se lo hacen, quitarle la colita a la mascota para hacer un sudado no se le ocurre a nadie, ¿entonces? ¿Qué pasa?

Durante mis 3 años de vegetariano he tenido que «estrellarme» en repetidas ocasiones contra la realidad para poder darme cuenta de que no a todo el mundo se le puede hablar de vegetarianismo y menos intentar «convencer» a alguien. Cuando una persona demuestre cierto interés en porqué hacemos lo que hacemos y cómo lo hacemos, es el momento de actuar y explicar lo más claramente posible nuestro estilo de vida, pero no tratar de imponerlo ni presionar a las personas; en resumidas cuentas hay que saber «perder» algunas veces. Esto no significa que nos quedemos callados en todo momento, sino que sepamos a quién hablar, cómo hablarle y en qué momento hacerlo. De todas maneras debes saber que mucha gente no va a estar dispuesta a cambiar el «placer» de comer algo tan «delicioso» y emplearán cualquier argumento con tal de defender su manera de «comer», aunque al menos se puede intentar que reflexionen con respecto al sufrimiento de los animales con argumentos como los te expuse anteriormente.

«Un ser humano puede vivir y estar saludable sin matar animales para alimentarse. Por lo tanto, si come carne, contribuye a quitar la vida de un animal solamente para complacerse, y actuar de esa manera es inmoral». -León Tolstoy

Para finalizar, a nuestros hijos, la nueva raza (los niños índigo), debemos enseñarles el amor y la compasión por los animales, que con su crianza masiva-artificial, son el mayor peligro (más que la bomba atómica) para la vida del planeta.

Espero que haya echado un poco de luz a tus inquietudes, quedo a la espera de más dudas o comentarios.

Hasta pronto.

Diego

Webmaster sección en español de European Vegetarian Union
Moderador de las listas Veg-Latina y Naturismo
Veganismo, vegetarianismo y derechos de los animales
Medellín, Colombia
diegoamu@gratis1.com.co
ICQ UIN: 6582754

Página de EVU: http://www.ivu.org/evu/spanish

Páginas de las listas:
http://es.egroups.com/group/veg-latina
http://es.egroups.com/group/naturismo

Please follow and like us: